Mezquita

  • Confesión: Islam

 

Lugar en el que se reúnen los musulmanes en asamblea para realizar el servicio religioso de oración (salat).

Existen diferentes tipos de mezquitas, con muchas configuraciones arquitectónicas.

En los países de mayoría musulmana podremos encontrar dos tipos de mezquitas. Espacios de pequeñas dimensiones, generalmente locales o garajes, en los que se realizan las oraciones diarias (las msid o musala). Y también espacios de dimensión mediana que funcionan como mezquita de barrio. En ellas se realizan tanto las oraciones diarias – Salat– como la oración del viernes – Salat al-yumua – (masyd).

Aunque en España hay algunas grandes mezquitas con alminares, lo más común es encontrarnos con mezquitas de dimensión mediana en las que preferentemente se realiza la oración del viernes, y otras, de menores dimensiones, ubicadas generalmente en espacios que no estaban previamente destinados a ese fin (a las que se denomina generalmente oratorios).

Como rasgos característicos comunes a todas las mezquitas nos encontramos: un nicho (mihrab) que indica la dirección de la Caaba (alquibla) y que marca la orientación desde donde se conduce la oración colectiva y una especie de púlpito (minbar), que puede ser móvil o fijo, desde donde el imam dirige la jutba o sermón

Se prescriben cinco oraciones diarias: al alba (al-fachr), al mediodía (al-zurh), a media tarde (al-asr), al ponerse el sol (al-mágrib) y por la noche (al-ichá), que es la práctica entre los sunníes. Entre los chiíes, suelen reunir la del mediodía y la de la tarde por una parte y la del atardecer y la noche por otra realizando tres oraciones diarias.

La oración está precedida por la llamada a la misma que se puede hacer desde el alminar.  Esta es una estructura en forma de torre, característica de las mezquitas de tamaño mayor.

Antes de comenzar la oración se hacen abluciones para limpiar manos, cabeza y pies ya que se entra sin calzado a la mezquita. En caso de inexistencia de una pila para hacer las abluciones, estas se hacen en los lavabos.

Las mezquitas son lugares diáfanos, cubriéndose el espacio de moquetas ya que no se utilizan sillas ni bancos. En la oración se realiza tanto la postración directamente en el suelo, como la posición sentada sobre los talones y de pie. Los varones y las mujeres tienen espacios delimitados separados para realizar las oraciones.