Ayuno

  • Confesión: Budismo, Cristianismo, Cristianismo católico, Cristianismo evangélico, Cristianismo ortodoxo, Fe Baha'í, Hinduismo, Iglesia Adventista, Iglesia Anglicana, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Islam, Judaísmo, Sijismo y Testigos cristianos de Jehová

Práctica de carácter espiritual en la que una persona se abstiene de consumir alimentos, bebidas o limitar la ingesta durante un periodo de tiempo por motivos religiosos.

Se realiza en diferentes confesiones y puede tener distintos significados: purificación, disciplina y autocontrol, oración, meditación o conmemoración.

En el cristianismo católico el ayuno se localiza en el comienzo de la Semana Santa (Miércoles de Ceniza) y durante la misma (Viernes Santo). En el cristianismo ortodoxo se realiza durante la Gran Cuaresma previa a la Pascua, el ayuno de Natividad y en ayunos semanales  (miércoles y viernes). Para el cristianismo evangélico el ayuno, valorándose como una práctica ascética, no está determinada por tiempos y cada persona tiene la libertad de determinar su forma y duración. Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IJSUD) ayunan un domingo al mes.

En el budismo el ayuno es una práctica para cultivar la atención plena, la renuncia y la comprensión de la impermanencia y el sufrimiento. La duración de estos ayunos va desde el ayuno diario, al ayuno prolongado de varios días o semanas.

De igual forma el hinduismo realiza el ayuno como práctica espiritual y asocia esta actividad a alguna de las festividades, como Navaratri o Janmashtami.

Ramadán es para los/las creyentes musulmanes/as el mes del ayuno. Esta práctica se une a otras que se realizan durante ese mes y supone para los/las creyentes una oportunidad de crecimiento espiritual, solidaridad y cercanía a Allah. El ayuno en Ramadán es uno de los cinco pilares del islam. Consiste este ayuno en eliminar la ingesta de alimentos y bebidas durante el día y se rompe al anochecer.

Para la Fe Baha´í el ayuno se realiza el último de los meses de su calendario (“Alá”) consistiendo en eliminar la ingesta de alimento y bebida desde el amanecer hasta el anochecer. Concluye este ayuno con el primer día del calendario y el comienzo de Naw-Ruz o año nuevo.