Ascensión del Señor (ortodoxa)

Cuarenta días después de la resurrección de Cristo (Santa Pascua), Cristo ascendió a los cielos, tomando su lugar a la derecha del Padre. Mientras miraban los cielos, un ángel apareció a los discípulos y les transmitió el mensaje de que el Señor volvería del mismo modo como lo había ascender a los cielos.

La fiesta que la Iglesia ortodoxa celebra como la Ascensión de Cristo es una de las Doce Grandes Fiestas. Se celebra en fecha distinta al catolicismo por calcularse según el calendario juliano.