Noticias

Amnistía Internacional publica el informe "Elección y prejuicio. Discriminación de personas musulmanas en Europa"editar

30-04-12

Europa cuenta con una población de musulmanes que proceden de grupos étnicos muy diversos y que profesan distintas prácticas culturales, religiosas y tradicionales. Sufren discriminación por diferentes motivos, entre ellos por su religión o creencias, origen étnico y género.

El informe de Amnistía Internacional destaca como la discriminación por motivos de religión o de creencias afecta a la población musulmana en ámbitos de la vida como la educación y el empleo, pudiendo llegar a tener un impacto negativo en sus vidas a causa del aislamiento, la exclusión y la estigmatización a la que pueden llegar a ser sometidos.

En muchos países europeos, los índices de empleo entre la población musulmana son inferiores a los de las personas no musulmanas. Esto se puede deber a una gran variedad de factores, pero la discriminación también influye. Aunque la legislación nacional de muchos países prohíbe la discriminación en el ámbito laboral basada en la religión o las creencias, en ocasiones no se aplica debidamente.

Las mujeres, además, pueden sufrir discriminación simplemente por llevar determinadas prendas. En algunos países hay leyes que prohíben el velo integral en espacios públicos, o se han introducido prohibiciones que se aplican en edificios e instalaciones municipales.

Los estereotipos y los prejuicios contra prácticas religiosas o culturales musulmanas también han ocasionado restricciones en el establecimiento de lugares de culto islámicos.

Este tipo de discriminaciones contra personas musulmanas se ven a menudo alimentadas por opiniones estereotipadas y negativas procedentes de algunos partidos políticos y algunos sectores de los medios de comunicación, que obvian su responsabilidad de no reforzar ideas que puedan fomentar la intolerancia y la discriminación.

Documentos de interés: