Orientaciones para la elaboración de proyectos

¿Qué es un proyecto?

Un proyecto es un conjunto ordenado de actividades para satisfacer necesidades o lograr un fin. Es un plan de trabajo que tiene una temporalidad determinada (plazos definidos) emprendido por un colectivo, comunidad o entidad para alcanzar un propósito realista. En resumen, un proyecto es lo que vamos a hacer para resolver un problema que afecta a la comunidad y de esa forma satisfacer necesidades dentro de un plazo y lugar determinado con el fin de transformar la realidad.
Una forma sencilla de transformar una idea en un proyecto es pensar en contestar a una serie de preguntas:
  • ¿QUÉ?Nombre del proyecto - ¿Qué queremos hacer?
  • ¿POR QUÉ? Fundamentación del proyecto - Hacer un diagnóstico de la realidad de la población y del entorno.
  • ¿PARA QUIÉN? Beneficarios - Definir las personas beneficiarias del proyecto.
  • ¿PARA QUÉ? Objetivos - Definir el efecto que el proyecto pretende conseguir en un plazo razonable.
  • ¿DÓNDE? Localización geográfica - Cuidad, localidad, barrio,..
  • ¿CÓMO?Relación de actividades - Acciones a desarrollar para alcanzar los objetivos.
  • ¿CUÁNDO?Plazos - Inicio, periodo de ejecución y finalización del proyecto.
  • ¿CUÁNTO?Presupuesto - Relación de recursos necesarios y sus costes.

Fases en la elaboración del proyecto

Una vez que nos hemos planteado las preguntas citadas en el apartado anterior, podremos centrarnos en el proceso de elaborar un proyecto. 
Los proyectos tienen un ciclo, fases o etapas por las que van pasando. Estas fases se pueden resumir en: 

  1. Fase de Identificación: consiste en realizar un diagnóstico e identificar los problemas que afectan a la comunidad. Para ello se requiere:  
    •  Recoger información a través de observaciones y reflexiones con la comunidad para identificar y describir los principales problemas. 
    • A partir de la información recolectada, detectar y elegir el problema más urgente, sobre el que se va a trabajar para transformar la realidad. 
    • Identificado el problema y sus causas, se requiere definir la meta o resultado final que se desea alcanzar en un plazo y lugar determinado.
  2. Fase de Formulación- Planificación: fase en la que se diseña el proyecto, definiendo las estrategias y acciones específicas de intervención para alcanzar el resultado esperado. Para ello es necesario formular los objetivos del proyecto que deber ser claros, concretos y medibles, yendo de lo general hacia lo particular. En concreto, se necesita definir:
    • Objetivo general: es lo que se quiere conseguir al final del proyecto y se alcanzan a medio y largo plazo.
    • Objetivo/s específico/s: aquellos procedimientos o etapas que de forma progresiva intentan lograr el objetivo general.
    • Población beneficiaria: beneficiarios directos e indirectos del proyecto.
    • Detalle de la actividades: definir un plan de actividades de cómo lograr los objetivos y resultados marcados en un plazo determinado -cronograma-, y con unos recursos humanos y materiales necesarios -presupuesto-.
  3. Fase de Ejecución: fase en la que se pone en marcha el proyecto conforme a lo planificado en la fase anterior.
  4. Fase de Evaluación: en este último proceso se intenta dar cuenta de la efectividad del proyecto. Es decir, evaluar si se cumplió lo propuesto en la fase de formulación.

Te puede interesar